Revisi√≥n | Krampus: El terror de la Navidad (2015) ‚Äď Especial de Navidad

Krampus: The Christmas Horror combina la alegr√≠a navide√Īa con ba√Īos de sangre desagradables, pero no tan aterradores. Entre ser bueno o malo, esta caracter√≠stica est√° justo en la l√≠nea media.

La pel√≠cula se desarrolla en Bailey Downs, una ciudad aparentemente buc√≥lica que todav√≠a se est√° recuperando de la terrible tragedia que ocurri√≥ exactamente un a√Īo antes. Dos adolescentes fueron encontrados brutalmente asesinados en el s√≥tano de la escuela secundaria local. El edificio una vez alberg√≥ un convento con su propio conjunto de secretos desagradables.

Debido a que el crimen sigue sin resolverse, la ambiciosa adolescente Molly (Zoe De Grand Maison) convence a sus compa√Īeros de clase Dylan (Shannon Kook), Ben (Alex Ozerov) y Caprice (Amy Forsyth) de ingresar al edificio con una c√°mara de video como parte de Una tarea de clase.

En el √ļltimo segundo, Caprice no puede ir porque se ve obligada a viajar con su repugnante familia para hacer una visita sorpresa a una rica t√≠a abuela. Su mal comportamiento general atrae la atenci√≥n de Krampus, el legendario anti-Santa Claus que sale en la v√≠spera de Navidad para castigar a los malos de una manera brutal.

Mientras todo sucede, Santa Claus (George Buza) está en el Polo Norte preparándose para su salida anual. De repente, sus elfos se infectan con algo que los convierte en violentos psicópatas muertos vivientes.

Krampus: El terror de la Navidad se vuelve frustrante porque tiene muchas historias que se cruzan

Considerando que Krampus: The Christmas Terror es el producto de tres directores independientes y cuatro guionistas, la pel√≠cula tiene un enfoque muy ambicioso. El resultado final es sorprendentemente consistente en la forma en que re√ļne las diversas historias.

El problema es que, al hacerlo, la pel√≠cula se enreda. √Čl permanece constantemente debilitando su propia habilidad para generar cualquier suspenso real. Cada vez que una de las historias comienza a generar una fuerza real, los espectadores son empujados a la otra. Por lo tanto, hay un ciclo de curr√≠culums sin fin. Despu√©s de un tiempo, todo se convierte en un ejercicio de frustraci√≥n.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares