Revisión | Manju (Netflix original)

Las películas deportivas son producciones muy esporádicas en la industria del entretenimiento de la India. Es una idea rara cuando se trata de televisión. Pero con la explosión de opciones en la escena digital, hay más espacio para experimentar y arriesgarse con las historias. Netflix dio este valiente paso con Manju, adaptación cinematográfica de la novela Selection Day, de Arvind Adiga.

El libro en sí tiene personajes locos, ritmo lento e historias confusas. Pero la serie adaptada se ve más nítida en comparación. La fuerza de los episodios también está en el reparto que agrega autenticidad a la historia y la hace algo relatable.

La trama de Manju se trata de la maduraci√≥n de dos hermanos, Radha (Yash Dholye) y Manjunath (Mohammad Samad). Su padre, Mohan Kumar (Rajesh Tailang) entrena a estos ni√Īos sin descanso, sin piedad para convertirse en el mejor del mundo.

Manju es una adaptación mucho mejor estructurada que el libro en el que se basó

A la edad de 15 a√Īos, estos ni√Īos van a Mumbai para poder jugar al cricket y ser elegibles para participar en el D√≠a de Selecci√≥n. Si llegan a los tres finalistas, entre cientos de jugadores que participan en las pruebas, recibir√°n contratos profesionales, un paso m√°s cerca de formar parte del Equipo India.

Pero las cosas no son tan simples. Manju est√° desesperado por salir y hacer su propio camino. Sin embargo, no puede hacerlo sin ayudar a su hermano a independizarse de su padre.

Mohammad Samad, como protagonista, transmite al rebelde razonable en los primeros episodios. Es uno de los pocos personajes de la serie que te har√° querer terminar esta temporada.

No se puede decir lo mismo sobre su hermano en la pantalla Yash Dholye. Tiene las expresiones faciales más endurecidas. No desarrolla bien los diálogos y la interpretación. Manjrekar y Shah son veteranos y eso demuestra por qué sus actuaciones son impecables.

El √ļnico problema en Manju Es la prisa. El per√≠odo de 22-25 minutos deber√≠a haberse extendido para dar algo de espacio para comprender por qu√© el ni√Īo amaba la ciencia y detestaba en secreto al cricket. Necesitamos m√°s.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares