Revisi√≥n | Narcos: M√©xico ‚Äď Temporada 1 (Netflix original)

Netflix tiene muchas cosas buenas en su grilla de programaci√≥n, pero ninguna mejor que ‚ÄúNarcos‚ÄĚ, que pasa a un nuevo cap√≠tulo en su cuarta temporada, titulado Narcos: M√©xico.

La serie sigue siendo tan adictiva como siempre, ya que narra la oscura historia de la guerra contra las drogas. Presenta un drama vívido y hábilmente realizado. Esto sucede hasta el punto de que excede los límites de la realidad. Nos sentimos allí, participando en la historia.

Aunque el escenario y los personajes principales han cambiado, el hilo conductor ha sido el da√Īo colateral que la guerra contra las drogas ha infligido durante d√©cadas. Un ciclo interminable de violencia en medio de los esfuerzos de aplicaci√≥n que, como se√Īala la narrativa, cobr√≥ medio mill√≥n de vidas.

Despu√©s de comenzar con Pablo Escobar en Colombia, Narcos: M√©xico se mud√≥ al cartel de Cali, un grupo igualmente sanguinario. El √ļltimo cambio de escenario agrega un poder estelar considerable, con Diego Luna como Miguel √Āngel F√©lix Gallardo, el experimentado traficante de drogas que busca consolidar el poder en M√©xico en la d√©cada de 1980; y Michael Pena como Kiki Camarena, el agente de la DEA que finalmente encontr√≥ un final tr√°gico (previamente convertido en una miniserie de 1990).

‚ÄúAlguien deber√≠a llamar a DC y decirles que nos hemos rendido a Guadalajara‚ÄĚ. Camarena se queja al principio, irritada por lo que ve como las esposas puestas por superiores irresponsables.

Ambos lados de la ecuaci√≥n son fascinantes, con Gallardo buscando forjar una paz inc√≥moda entre los distintos capos de la droga. Lo que solo se puede comparar con las familias de la mafia que llenan a Cuba en ‚ÄúEl Padrino Parte II‚ÄĚ ‚Äď estableciendo el primer tr√°fico de drogas de M√©xico.

Narcos: México trae elementos de otras temporadas, pero con la originalidad de la historia actual.

Con muchos subt√≠tulos, Narcos: M√©xico requiere atenci√≥n completa para aquellos que no dominan el espa√Īol. Pero la serie realmente deriva su poder de la imprevisibilidad de las diversas facciones. Tambi√©n gira en torno a la influencia corrosiva del inmenso dinero generado por las drogas ilegales. Esto termina produciendo algunos momentos oscuramente c√≥micos. Como cuando uno de los lugartenientes de Gallardo se re√ļne con un agente de bienes ra√≠ces. En una mansi√≥n gigantesca, tiene la osad√≠a de preguntar: ‚Äú¬ŅAceptas dinero?‚Äú

La serie se basa h√°bilmente en temporadas anteriores, a la vez que provoca burlas tentadoras. Un ejemplo es la presentaci√≥n de El Chapo, un peque√Īo soldado destinado a cosas m√°s grandes e infames.

‚ÄúNo puedo decirte c√≥mo termina la guerra contra las drogas‚ÄĚ, dice el narrador al principio. ‚ÄúAmigo, ni siquiera puedo decirte si se acab√≥‚ÄĚ.

Narcos: México se estrena hoy (16) en Netflix.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares