Revisión | Rafinha Bastos: Ultimato

Rafinha Bastos es uno de los primeros comediantes nacionales en tener √©xito comedia en vivo, o comedia de pie. El comediante fue elegido en 2011 como la personalidad m√°s influyente en Twitter en todo el mundo, adem√°s de ser uno de los pioneros de YouTube en Brasil. Fue en esta plataforma que Rafinha lanz√≥ su primer stand-up especial ‚ÄúEl arte del insulto‚ÄĚ en 2011. Despu√©s de una controversia sobre el programa CQC en el que era presentador, el comediante intent√≥ varios otros proyectos en televisi√≥n sin mucho √©xito. En 2018, entonces, Netflix anuncia el especial Ultim√°tum. ¬ŅEs este un nuevo aliento para Rafinha?

El especial comienza con el comediante comentando sobre su irreverencia y sobre la ‚Äúca√≠da‚ÄĚ de su carrera. El enfoque de autodepreciaci√≥n es muy com√ļn en el mundo del stand-up y gan√≥ fuerza, principalmente a trav√©s de Louis CK (tambi√©n involucrado en controversias muy controvertidas el a√Īo pasado), pero ya es un lugar demasiado com√ļn en el medio. Y eso es precisamente lo que Rafinha insiste en su estado de √°nimo: en lugares comunes, en el viejo.

El estilo de comedia permanente se renueva constantemente, como es natural en todo tipo de arte. Las bromas de Jerry Seinfeld, por ejemplo, inofensivas y sobre temas cotidianos, llenaron la comedia durante unos a√Īos, como es el caso de las bromas del aeropuerto y el ascensor, que todo el mundo sabe. Los mejores comediantes son aquellos que dictan la direcci√≥n e influyen en los que los siguen. El punto es: la comedia evoluciona y debe evolucionar. Nadie puede tomar m√°s bromas sobre la comida en la carretera. Y gran parte del texto de Rafinha en Ultimato son bromas viejas y predecibles que ya no tienen la misma eficiencia.

Al burlarse de las personas obesas o discapacitadas, del divorcio, de los estados del noreste, el comediante agita esta vieja comedia con mucho entusiasmo. No es necesario entrar en el m√©rito de ‚Äúpol√≠ticamente correcto‚ÄĚ (entre muchas citas) para criticar el material de Rafinha, solo atenerse a la comedia y su forma. A l√≠neas de golpe Los chistes son predecibles o muy d√©biles (en algunos casos se reducen literalmente a malas palabras). No hay renovaci√≥n de la estructura, como lo hizo Dave Chapelle en su brillante especial de Netflix o, mejor a√ļn, como Hannah Gatsby en ‚ÄúNanette‚ÄĚ. No hay autorrenovaci√≥n por parte del comediante brasile√Īo. La estructura es esencialmente la misma que en su show de 2011 (salen las bromas sobre Rond√īnia, entran las bromas sobre Piau√≠).

Pero incluso con todos los puntos negativos del material escrito, Rafinha demuestra ser un c√≥mico experimentado cuando se trata de sincronizaci√≥n, y su falta de creatividad es casi invisible para su carisma. Bastos habla muy bien, sabe cu√°ndo alzar la voz, cu√°ndo dirigirse al p√ļblico y sabe c√≥mo hacer bromas de manera eficiente. Es una pena que esto est√© acompa√Īado de un texto tan d√©bil y cansado que naci√≥ viejo.

Desafortunadamente, Ultimato fue m√°s de lo mismo e introdujo a Rafinha que se conoce a s√≠ mismo desde hace a√Īos y que, en t√©rminos de humor, b√°sicamente no ha evolucionado. Quiz√°s YouTube sigue siendo la mejor plataforma para consumir contenido del comediante, que es mucho m√°s divertido en situaciones espont√°neas que cuando sube al escenario.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares