Revisión | Russell Brand: Re: nacimiento (Netflix original)

Russell Brand Es conocido por su excentricidad, por decir siempre lo que piensa y por las muchas controversias que ha jugado a lo largo de su carrera. Y estas etapas de su vida siempre han sido los temas principales de sus materiales de pie. √öltimamente Russell ha recurrido a temas pol√≠ticos y filos√≥ficos, con toda su iron√≠a y personalidad √ļnica. Puedes ver esto a trav√©s de tu podcast Bajo la piel, en el que habla con varias personas notables sobre temas complejos de manera profunda, siempre con los o√≠dos y la mente abiertos. Es sobre este autoconocimiento, este cambio de enfoque y muchas otras preguntas existenciales de las que el comediante brit√°nico habl√≥ en Re: nacimiento.

El especial comienza de una manera bastante confusa, disparando por todo el lugar, pareciendo que se basar√≠a, nuevamente, en las excentricidades del autor. Una buena parte del comienzo no es interesante por esa raz√≥n, principalmente en algunos chistes dirigidos casi exclusivamente al p√ļblico brit√°nico. Se necesita un poco de tiempo para acostumbrarse al ritmo fren√©tico de Russell Brand, que camina, habla r√°pido, gesticula y salta de un sujeto a otro sin preocuparse. Una vez que el espectador puede sintonizar esa frecuencia, el programa se vuelve mucho m√°s divertido, y esta vez es b√°sicamente lo mismo que el texto toma para tomar una direcci√≥n clara y crecer exponencialmente en calidad.

Brand es una persona muy inteligente, que sabe manejar muy bien los asuntos serios cuando lo necesita (incluso cuando hace bromas con ellos todo el tiempo), se ocupa de cuestiones filos√≥ficas y existenciales durante el especial, expres√°ndose po√©ticamente como en sue√Īos. En estos momentos de parecer perdido, tenemos preciosos segundos de reflexiones sobre pol√≠tica, sobre la vida y, a veces, sobre asuntos muy particulares del actor, como el nacimiento de su hija (que se convierte en una reflexi√≥n sobre la conciencia, la felicidad y muchas otras cosas). Russell Brand se burla de s√≠ mismo y, al hacerlo, trata con el ego humano. Se las arregla para alcanzar niveles de cr√≠tica algo profundos en unas pocas oraciones, entre una broma y otra. Los chistes son el resultado de estos sue√Īos y caminan entre ellos de manera desorientadora, pero al mismo tiempo con mucho swing, es como un baile en√©rgico entre la s√°tira y la cr√≠tica o reflexi√≥n directa.

Pocas personas en la escena de la comedia tienen la presencia pol√≠tica e intelectual de Brand y pueden transmitirla a su material mientras lo mantienen divertido. Algunas bromas son viejas e innecesarias y parecen estar ah√≠ para llenar un vac√≠o entre un tema y otro, pero pasan r√°pidamente y casi pasan desapercibidas. Es interesante notar la presencia de problemas serios, filos√≥ficos y sociales en especiales de comedia recientes. Parece que Nanette de Hannah Gatsby impact√≥ al medio en su conjunto, renovando el formato que ya estaba un poco estancado, y Russell Brand logr√≥ entrar muy bien en este vals, trayendo un especial de comedia que no es ‚Äúsolo un espect√°culo de stand‚ÄĚ. -arriba ‚Äú.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares