Revisi√≥n | Sherlock ‚Äď Temporada 1

Hecho de los trabajos de Arthur Conan Doyle, una producción muy famosa de la BBC, Sherlock es creada por Steven Moffat y Mark Gatiss, ex guionistas de la serie Doctor Who. Lo que diferencia a la serie de todo lo que se ha producido antes en Sherlock Holmes es la idea de ponerla en el presente. A pesar de la modernidad, sin embargo, algunas cosas han permanecido intactas: como la dirección mítica de Baker Street, no. 221B; el enemigo de Sherlock, Moriarty; la guerra de Dr. Watson. Quedan otras cosas, pero actualizadas: el tubo canónico se reemplaza por parches de nicotina; El Dr. Watson y Sherlock ya no tienen un diario, sino un blog; La ropa del investigador es reemplazada por un traje clásico ajustado y un abrigo ancho que flota en el aire a favor de las escenas de acción. La serie fue inmediatamente un éxito y se crearon fandoms en todo el mundo.

John Watson (Martin Freeman), un m√©dico militar que acaba de regresar de Afganist√°n a Londres, busca un nuevo lugar para vivir. Un amigo suyo le presenta a Sherlock Holmes (Benedict Cumberbatch), luchando por encontrar un compa√Īero de cuarto en su casa en 221B Baker Street. Y as√≠, comienza la amistad que nos acompa√Īar√° en todos los casos de la serie.

Sherlock de Benedict Cumberbatch es un personaje fr√≠o, c√≠nico, introvertido y arrogante; Un perro ingenioso que dice a toda costa demostrar que es m√°s listo que el criminal de guardia y la polic√≠a. Utiliza tecnolog√≠a moderna (mensajes de texto, internet, GPS), permaneciendo alineado con el original, pero ganando la audiencia actual. El Watson de Martin Freeman, confiable y capaz, ve al hombre com√ļn como algo po√©tico, poniendo cierto realismo meticuloso en todo lo que hace.

La primera temporada

La primera temporada de la serie consta de 3 episodios de 90 minutos cada uno: Un estudio en rosa, El banquero ciego y El gran juego. El primer episodio es la adaptaci√≥n de la novela de Doyle ‚ÄúUn estudio en rosa‚ÄĚ. Los eventos del episodio y el romance van de la mano, con los cambios modernos apropiados, hasta que Sherlock no encuentra un signo de que interpreta a ‚ÄúRachel‚ÄĚ y la novela lo interpreta como la palabra alemana ‚Äúvenganza‚ÄĚ. El detective tambi√©n descubre qui√©n se convierte en el primer villano de la serie: el asesino silencioso e invisible que induce a sus v√≠ctimas al suicidio. Fascinado por su modus operandiSherlock sigue al asesino en un lugar aislado para comprender c√≥mo trabaja, pero para descubrir que debe poner en riesgo su propia vida. Sin embargo, es el tercer episodio, The Big Game, el mejor de la temporada: se escenifica en torno al genio de Sherlock, con una sucesi√≥n de casos para resolver en poco tiempo, decidido por un cruel asesino. En juego est√°n las vidas de rehenes inocentes, que dependen de la velocidad con que el investigador llegue a la soluci√≥n. La apoteosis final se revela con el reh√©n Watson, una situaci√≥n en la que incluso el enemigo finalmente se revelar√°: Moriarty. Personaje triste y loco, que aparece vestido como Sherlock, con di√°logos surrealistas e ir√≥nicos que hacen re√≠r al p√ļblico, a pesar de todo el suspenso. La apertura final en medio de la emoci√≥n nos har√° querer ver de inmediato el primer episodio de la segunda temporada.

En una Londres ahumado y gris, Sherlock termina siendo una de las mejores series de 2010, un producto alternativo e intrigante que nunca pasar√° de moda. Ciertamente se puede ver en la versi√≥n original, ya que el doblaje brasile√Īo no hace justicia a la voz profunda y el rendimiento perfecto de Benedict Cumberbatch.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares