Revisi√≥n | Surviving Christmas (2004) ‚Äď Especial de Navidad

Hay un dicho: cuanto más guionistas participan en una película, peor es el guión. Sobrevivir a la Navidad lo prueba Está escrito por Deborah Kaplan, Harry Elfont, Jeffrey Ventimilia y Joshua Sternin. Pero este guión es tan malo que nos sorprende que solo haya cuatro escritores involucrados.

Ben Affleck parece un buen tipo y tiene una presencia extremadamente agradable en la pantalla. Sin embargo, él no es un gran actor. Claro, él es una estrella de cine, pero la falta de habilidades de actuación fue muy evidente en este largometraje. Lo que realmente lo empeora es la capacidad inagotable de Affleck para elegir proyectos realmente malos. Lo hizo de nuevo con este especial de Navidad.

Compartiendo la impresionante falta de juicio de Affleck est√°n sus colegas James Gandolfini, Christina Applegate y Catherine O‚ÄôHara. Buenos actores, pero ¬Ņqu√© hacen? Ahora, para ser justos, la premisa tiene un destello, solo un vistazo, de una buena idea oculta en el fondo (profundo). L√°stima que fue escrito en un programa ruidoso que no permiti√≥ ninguna concentraci√≥n.

Sobrevivir a la Navidad nos hace no querer sobrevivir

En Sobrevivir a la Navidad, Affleck interpreta a Drew Latham, un ejecutivo de publicidad cuya vida se ve perfecta. Tiene el trabajo perfecto, el loft perfecto y, al parecer, la novia perfecta, Missy Vangilder, interpretada por Jennifer Morrison (esa mata a cualquiera enamorada. Una de las pocas cosas buenas de la película. ¡Triste parecer tan poco!).

Cuando él sugiere que volar a Fiji durante las vacaciones de Navidad, ella se vuelve loca. Para Missy, su renuencia a pasar la Navidad con su familia es la gota que colma el vaso.

De hecho, Drew nunca mencion√≥ a su familia, y mucho menos se los present√≥. Despu√©s de estampar sus peque√Īos pies cubiertos de Gucci, sale corriendo de su desv√°n y supuestamente fuera de su vida.

Luego, de repente, y totalmente inexplicable, el cambio de rumbo, Drew est√° desesperado por pasar una Navidad tradicional con alguien. Despu√©s de agotar su gu√≠a telef√≥nica personal en un esfuerzo por encontrar compa√Ī√≠a para las vacaciones, consulta a un psiquiatra en un aeropuerto y le pregunta c√≥mo puede liberar sus resentimientos. Se le dice que haga una lista y luego la queme, haciendo que desaparezcan los sentimientos negativos.

El resto de la historia es una locura sin fin. No hay un ápice de motivación para el comportamiento de ninguno de los personajes, ya que esta película es escena por escena. Sobrevivir a la Navidad parece que todo fue cortado y vuelto a colocar con una pistola de pegamento caliente; y mal pegado, por cierto.

Mucha gente dice que la temporada de Navidad puede ser emocionalmente difícil. Si estás un poco deprimido, no mires esta película. Sobrevivir a la Navidad Es una cosa, pero sobrevivir a esta película es otra muy distinta.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares