Revisi√≥n | Una historia de Navidad (1983) ‚Äď Especial de Navidad

Hay muchos momentos peque√Īos pero perfectos en Una historia de navidad. Ralphie, un ni√Īo, se lava la boca con jab√≥n cuando habla tonter√≠as. Despu√©s de eso, la espuma finalmente se retira de la boca del ni√Īo y lo env√≠an a la cama.

Su madre estudia la situación, piensa por un momento y luego se pone el jabón en la boca, solo para ver cómo va. Momentos como este son la razón por la cual algunas personas ven la película cada temporada. Hay un conocimiento real de la naturaleza humana debajo de la comedia.

La pel√≠cula est√° basada en las memorias de Jean Shepherd, el comediante cuyos programas de radio y libros se estrenaron en la d√©cada de 1940. Es la voz de Shepherd en la banda sonora, que recuerda una temporada navide√Īa en particular.

Una historia de Navidad pasa por el tiempo sin dejar su gracia

La vida de Ralphie de repente se vuelve extra√Īa. En un punto de Una historia de navidadEn un ensue√Īo de venganza, llama a la puerta de sus padres con gafas oscuras, un bast√≥n de ciego y una lata de copa de mendigo. Se sorprenden y preguntan, con l√°grimas en los ojos, qu√© caus√≥ su ceguera, y √©l responde fr√≠amente: ‚Äúenvenenamiento por jab√≥n‚ÄĚ.

Una historia de navidad fue lanzado en la temporada navide√Īa de 1983, y fue un √©xito modesto al principio. La gente no sol√≠a ir al cine a ver este tipo de trama en vacaciones.

Recibió críticas cálidas y dos premios Genie (el Oscar canadiense) por la dirección de Bob Clark y por el guión. Y luego comenzó a ser como un video casero. Desde entonces, ha sido un éxito sigiloso temporada tras temporada, encontrando seguidores fieles.

¬ŅC√≥mo se describen brevemente las sonrisas y risas que se han experimentado en m√°s de 15 a√Īos? Este es el tipo de pel√≠cula que se ve una y otra vez, sin cansarse ni enfermarse.

, ‚ÄúSeguir‚ÄĚ


0 Shares