The Enchanted Crystal ‚Äď The Age of Resistance: Season 1 Critic ‚Äď Noticias de la serie

Mezclando marionetas y efectos visuales, la serie de Netflix trae imágenes impresionantes, personajes empoderados y hace una analogía con la sociedad capitalista.

Puntuación: 4.0 / 5.0

Un regalo visual. Esto se puede resumir en la nueva serie de Netflix, The Enchanted Crystal: The Age of Resistance, preludio de la cl√°sica pel√≠cula de 1982, creada originalmente por Jim Henson. Mezclando t√≠teres con animaci√≥n, un elenco estelar y trayendo una historia de fantas√≠a digna de comparaci√≥n con El se√Īor de los anillos, Las cr√≥nicas de Narnia y Juego de tronos, que todav√≠a sirve como una hermosa y sombr√≠a analog√≠a para la sociedad capitalista de hoy.

El primer contacto con la producción ya demuestra el capricho exaltado con el ambicioso proyecto, ya sea en la creación de la tierra mágica de Thra, en la banda sonora, en el suntuoso trabajo realizado con los títeres de The Jim Henson Company, o en las voces de los actores de doblaje. Tanto para aquellos que conocen la historia original de El cristal encantado (que reconocerá a varios personajes de los clásicos de los 80), en cuanto a aquellos que tienen contacto con la mitología por primera vez, no se puede negar que la serie es un plato completo para los fanáticos de la fantasía.

Si está impresionado con el arte de los títeres, seguramente se sorprenderá de la calidad de la serie; Si usted es uno de los que no se siente familiarizado con la técnica, eventualmente estará tan involucrado en la narrativa que dejará ir esa aversión. Si bien, por un lado, hay escenas sutiles que simplemente están ahí para mostrar lo que es posible hacer con títeres y efectos visuales, por otro lado, hay un detalle y cuidado en las expresiones de los personajes, además de la emoción, incluso en escenas de acción muy buenas. construido.


Pero de que se trata El cristal encantado: la era de la resistencia? La trama sigue a las criaturas de Thra, una tierra que deber√≠a estar en equilibrio gracias al cristal encantado, si no fuera por los crueles Skeksis que explotan el objeto m√°gico para garantizar la vida eterna y terminan generando Oscuridad, que est√° corrompiendo las plantas y los animales. Los gobernadores de los otros habitantes del lugar cobran tasas impositivas excesivas y explotan a sus s√ļbditos con el pretexto de ser ben√©volos. En este sentido, la serie sigue la historia de tres seres de la especie Gelfling, que perciben individualmente que hay algo mal con el planeta y que los Skeksis son maliciosos, agotando la vida de quienes los sirven sin piedad. ‚ÄúLos esclavos que no saben que son esclavos. Bailan, beben y se divierten‚ÄĚ, dice una cita memorable de uno de los Skeksis sobre los Gelflings.

Por lo tanto, nos presentan a los personajes ‚Äúelegidos‚ÄĚ, que iniciar√°n la llama de la rebeli√≥n anticipada en el t√≠tulo: el valiente Rian (voz de Taron Egerton); la adorable e ingenua Deet (Nathalie Emmanuel) y la estudiosa e interrogante Brea (Anya Taylor-Joy). Muy diferentes entre s√≠, un hecho que se vuelve m√°s claro a lo largo de los episodios, terminan reuni√©ndose durante toda la temporada y uniendo fuerzas para desafiar las leyes y el ‚Äúorden natural‚ÄĚ de la sociedad que los rodea. Los Gelflings se dividen en siete clanes, diferenciados por su vestimenta, expresiones, pinturas faciales, colores de cabello y peinados. Funcionan como castas bajo la protecci√≥n del l√≠der supremo Gran-Maudra (voz de Helena Bonham Carter), quien hace concesiones a los Skeksis para cuidar a su gente y no sufrir la ira de los villanos.

Rian, Deet y el Podling Hup.

A veces, los Gelflings son muy expresivos, a veces les falta un poco de sentimiento. Al personaje de Egerton (tanto en la voz como en la expresi√≥n de la marioneta), por ejemplo, le falta un poco para presentar el sentimiento que Emmanuel y Taylor-Joy logran agregar a los protagonistas. A√ļn as√≠, el trabajo de los titiriteros es excelente, y La era de la resistencia todav√≠a presenta escenas musicales emocionantes. Entonces s√≠, no solo Taron (conocido por su trabajo en Rocketman) sino tambi√©n Nathalie y Anya tienen sus voces en la escena.

Sin embargo, no se deje enga√Īar por la belleza deslumbrante y linda de la producci√≥n. La serie es oscura, con personajes crueles, traicioneros y, bueno, asesinos. Pero no temas: ni siquiera es el ba√Īo de sangre (y la desnudez) de Game of Thrones, as√≠ que est√° bien que la familia se re√ļna para mirar. Del lado del terror√≠fico Skeksis, las criaturas repugnantes (demasiado, con escenas innecesarias de broma con eructo y flema) y sin verg√ľenza, experimentan un cambio importante a lo largo de la temporada. Despu√©s de todo, ¬Ņhasta d√≥nde llegar√°n para obtener lo que quieren, al seguir enga√Īando a sus s√ļbditos o abriendo la verdad a todos?

Destaque por las actuaciones memorables de Simon Pegg como el Chambelán, rindiendo un gran homenaje a la actuación de la película original de Barry Dennen y Frank Oz; Jason Isaacs como el emperador despiadado; Benedict Wong como la imponente presencia del general; así como Mark Hamill, Awkwafina y Andy Samberg que transforman a sus personajes en fascinantes formas de dibujos animados. ¡Mientras le das crédito a tus titiriteros, por supuesto!


Uno de los aspectos m√°s destacados de El cristal encantado: la era de la resistencia es el empoderamiento femenino, que pone a los personajes femeninos fuertes en el centro de atenci√≥n (para bien y para mal). Adem√°s del hecho de que todos los l√≠deres de los clanes de Gelflings son mujeres y que la misteriosa Aughra (voz de Donna Kimball) se presenta como una especie de ‚Äúmadre naturaleza‚ÄĚ poderosa, la producci√≥n a√ļn destaca la importancia de la hermandad y la hermandad femenina. Un ejemplo es que, a pesar de las diferencias y los acontecimientos, los lazos entre hermanas apenas se rompen.


Como cualquier trama de fantas√≠a, Cristal Oscuro: Edad de Resistencia (en el original) inserta en su argumento la famosa moraleja de la historia, generalmente presente en la figura de Aughra. A trav√©s de sus frases y las actitudes de los Skeksis, es posible notar fuertes cr√≠ticas sociales. Es dif√≠cil no pensar (y entristecerse) con el hecho de que el equilibrio de la tierra de Thra est√° siendo amenazado por gobernantes crueles que solo piensan en sus intereses y niegan con vehemencia que ‚Äúla oscuridad no existe‚ÄĚ y afirman que se est√°n propagando noticias falsas. por revolucionarios descontentos. Una asociaci√≥n con la sociedad capitalista de hoy es inevitable, en la cual los empresarios y los gobiernos piensan en el dinero antes que el medio ambiente. Sin embargo, la serie va m√°s all√° y hace una concesi√≥n frente a las oposiciones y muestra que no debemos tratarlos como enemigos: no todos los que hacen el mal quieren esto, a veces simplemente son ciegos a los hechos y no pueden mirar m√°s all√° de los suyos. rabia. M√°s que un cuestionamiento de nuestra forma de vida, la producci√≥n sirve como una esperanza necesaria en el momento presente, de reconciliaci√≥n con el otro, y de que la verdad aparecer√° en alg√ļn momento.


Con un fuerte gancho para la próxima temporada, El cristal encantado: la era de la resistencia comienza un poco arrastrado, pero usa el tiempo necesario para presentar la trama, los personajes y los giros y vueltas sobre la mitología de las criaturas de Thra en sus diez episodios. No solo en técnica sino en el guión, la palabra es sorprendente.

0 Shares