Critica | Con Ben Stiller excelente, ‚ÄúThe States of Things‚ÄĚ es un trabajo √ļnico y diferente de Mike White

Ben Stiller regresa al cine dram√°tico en 2017, esta vez con ‚ÄúThe State of Things‚ÄĚ. Escrita y dirigida por Mike White (guionista de School of Rock), la pel√≠cula cuenta la historia de Brad (Ben Stiller), un padre de unos 50 a√Īos que vive un momento dif√≠cil en su vida. Se ve a s√≠ mismo como un [‚Ķ]

Ben Stiller volvemos a las pel√≠culas dram√°ticas en 2017, esta vez con ‚ÄúThe State of Things‚ÄĚ. Escrito y dirigido por Mike White (guionista para Escuela de Rock), la funci√≥n cuenta la historia de Brad (Ben Stiller), un padre de unos 50 a√Īos, que vive un momento dif√≠cil en su vida. Se ve a s√≠ mismo como un fracaso, envidia a sus amigos de la universidad que se han vuelto famosos y ricos, y est√° completamente obsesionado con eso. Sin embargo, su vida no es miserable, tiene un buen hogar, una esposa que lo ama, un hijo brillante que puede ser aceptado en las mejores universidades del pa√≠s, y es precisamente con esta contradicci√≥n que el conflicto central de ‚ÄúEl estado de las cosas‚ÄĚ.

Definitivamente es un drama para la clase media blanca estadounidense, con crisis y sentimientos de personas que est√°n en la clase media en los Estados Unidos. Sin embargo, la pel√≠cula es consciente de d√≥nde encaja, y es honesto al respecto. Se sabe que los problemas que Brad est√° experimentando no son el fin del mundo, pero que para esa persona, en esa situaci√≥n, este problema, que parece peque√Īo desde el exterior, es de hecho gigantesco.

Y ah√≠ es donde entra el gui√≥n de Mike White, y con muchos m√©ritos. Conduce la narrativa muy bien, con un alivio c√≥mico puntual, siendo una pel√≠cula directa y simple, que se cuenta en primera persona. Vivimos dentro de la cabeza de Brad, casi literalmente. La pel√≠cula est√° dirigida por voces en off (narraciones) del personaje todo el tiempo, de lo que est√° pensando en medio de todas las situaciones que atraviesa. Lo que ser√≠a un error fatal en otras historias, pero aqu√≠, encaja perfectamente. Y de esta manera, entendemos y vivimos sus dramas, sus problemas se vuelven comunes para nosotros, incluso si no tenemos 50 a√Īos o un hijo que puede ser aceptado en Harvard. (Esto est√° en el trailer, no te quejes de spoilers)

Las actuaciones, del personaje de Brad y su familia, su hijo Troy (Austin Abrams) y su esposa Melanie (Jenna Fischer), son perfectas y reflejan exactamente lo que Brad est√° experimentando y c√≥mo estas dos personas encajan en su vida. . El desarrollo de los di√°logos es necesario, siempre al ritmo correcto, sin una exposici√≥n exagerada de informaci√≥n o una prisa por llegar a alg√ļn lado. El ritmo es el correcto para esta historia. Los personajes secundarios son puntuales, reflejan algo que experimenta el protagonista, y todos dicen algo que es perfecto para sus personalidades espec√≠ficas, que afectan a Brad de alguna manera.

El √ļnico aspecto negativo del gui√≥n es cu√°l ser√≠a el cl√≠max de la pel√≠cula. La escena carece de una carga emocional y dram√°tica, manteniendo el mismo tono que el resto de la pel√≠cula. No es un momento malo o d√©bil, pero carece de intensidad. El final, sin embargo, es diferente y tentador, trayendo una conclusi√≥n perfecta a la historia, pero pierde parte de su impacto, debido al cl√≠max simplista que lo anticipaba.

En la direcci√≥n, las blancas tambi√©n hacen un gran trabajo. Su trabajo de c√°mara es simple pero efectivo, con un buen uso de la c√°mara en su mano, lo que refleja la inestabilidad del personaje de Ben Stiller. Un hombre que no pierde el control externo, pero que est√° en el caos interno. Su direcci√≥n de actuaci√≥n es excelente, todos desempe√Īan sus papeles muy bien, manteniendo un alto nivel de actuaciones durante toda la pel√≠cula. Pero los aspectos m√°s destacados van al trabajo de Mike con la asamblea, siempre lo necesita, insertando todo en el momento adecuado, voces en off, recuerdos, visiones, todas posicionadas incre√≠blemente bien, y para la banda sonora perfecta de Mark Mothersbaugh (Thor: Ragnarok). Con violines casi gritando sutilmente en los momentos de incertidumbre y dificultad de Brad, y un piano m√°s ligero y d√≥cil en momentos de ligereza y ‚Äúprogreso‚ÄĚ.

El dise√Īo de producci√≥n y la direcci√≥n de arte tambi√©n hacen un gran trabajo con el escenario, con la historia ambientada en Boston y filmada en Montreal, y los trajes, que reflejan muy bien los cambios y las situaciones emocionales de los personajes.

Finalmente, todo el elenco merece mucho cr√©dito. Luke Wilson, Jemaine Clement y Michael Sheen, como los amigos de la universidad de Brad, se ven geniales, e incluso con peque√Īas apuestas, llaman la atenci√≥n. Austin Abrams, como Troy, logra mantener la postura que su personaje necesita a lo largo de la historia, y presenta una actuaci√≥n muy s√≥lida. Jenna Fischer, como Melanie, y especialmente Shazi Raja, como Ananya, una amiga de Troy que estudia en Harvard, tiene pocas escenas, pero muestra mucho compromiso con sus roles. Y, por supuesto, lo m√°s destacado es Ben Stiller, ofreci√©ndonos una de las mejores actuaciones de su carrera, y nuevamente demostr√°ndose ser un excelente actor dram√°tico. Un papel con la cara de Stiller, que abraz√≥ y realiz√≥ a la perfecci√≥n.

0 Shares