Critica | Los Guardianes tienen buenas intenciones, pero es probablemente una de las peores películas de héroes jamás hechas.

The Guardians nació con una buena intención, pero con un guión débil, solo una dirección promedio y una mirada dudosa, no convence de ninguna manera.

Una pel√≠cula rusa de superh√©roes, esta es la novedad en los cines brasile√Īos para este d√≠a del 31 de agosto, y se hizo realidad con ‚ÄúLos guardianes‚ÄĚ. Con una mezcla de ciencia ficci√≥n, la pel√≠cula nos trae la historia de una organizaci√≥n llamada Patriota, quien, al ver a su ex miembro Nikolay Dolgov, volverse contra ellos despu√©s de crear esta saga de superhumanos, debe evitar que se apodere del mundo.

Si bien la intenci√≥n de hacer una pel√≠cula del g√©nero fuera de los EE. UU. Es grandiosa, la pel√≠cula no ofrece una buena actuaci√≥n. Al comenzar con el gui√≥n. La historia est√° mal presentada, vemos destellos de las creaciones de los h√©roes durante los cr√©ditos iniciales, y despu√©s de eso, ya est√°n dispersos por todo el mundo y el General Dolgov quiere vengarse y tomar el mundo. De esta manera, se omite la parte de presentaci√≥n del personaje, lo que resulta en un compromiso muy peque√Īo con la historia, y lo peor, en escenas de exhibici√≥n sueltas durante el segundo acto, donde intentan aportar algo de profundidad a estos protagonistas, pero obviamente, no tener √©xito.

La narrativa no tiene ninguna complejidad y se resolvería en media hora. Sin embargo, el guión escrito por Andrey Gavrilov, termina y aporta giros insignificantes para generar la duración de una película. Las acciones de los héroes son infundadas, arrojadas a nuestros rostros como si tuvieran sentido automáticamente, y la motivación del villano es ser malvado, estar enojado y desear venganza.

La dirección, que le quedó a Sarik Andreasyan, es, en el mejor de los casos, mediocre. Hay algunos intentos de edición para tratar de hacer que la película se vea atractiva y rítmica, pero eso no se ve afectado por el guión. El decoupage es bueno, realmente no impresiona con el trabajo de la cámara, pero no se interpone en el camino. Algo que Sarik logró hacer de manera agradable fueron las escenas de acción, son comprensibles en todo lo que sucede en la escena y no vieron contaminación visual. Su dirección de actores no se siente, y es difícil de juzgar, por la naturaleza del texto base.

Algo que es dif√≠cil de ver son los actores que juegan e intentan dar vida a los personajes. Todos son estereotipados e intentan ser ‚Äúgeniales‚ÄĚ, todo es tan superficial que no se puede conocer el nivel real de los actores. Los cuatro h√©roes, Arsus (Anton Pampushnyy), que se convierte en oso, Khan (Sanjar Madi), un ninja con una especie de teletransporte, Ler (Sebatien Sisak), un controlador de rock, y Kseniya (Alina Lanina), que tiene La invisibilidad al contacto con el agua, adem√°s del jefe patriota, la mayor Elena Larina (Valeiya Shkirando), y el villano, general Dolgov (Vyacheslav Rasbeagaev), siguen la misma l√≠nea de acci√≥n.

En cuanto a la parte visual de la película, se intenta un escenario interesante, pero parece muy forzado y, debido a la falta de explicación del universo en el que se desarrolla la historia, termina apareciendo como una simple copia de otras películas ya conocidas. El maquillaje es decepcionante, especialmente el del villano Dolgov, y el CGI no es convincente, pero para una película de presupuesto de alrededor de 6 millones de dólares, es aceptable.

0 Shares